La Constitución Republicana de 1931

El 9 de diciembre de 1931 se promulgó la Constitución española de 1931, una de las más democráticas y progresistas de nuestra historia.

El 14 de abril de 1931 se había proclamado la Segunda República española, una república que llevaba inscrito en su código fundacional el intento de resolver los problemas que históricamente habían marcado la vida política española: la forma de Estado, la organización territorial, la cuestión social y el rol de la religión en la vida pública. El nuevo Estado ansiaba acabar con esos problemas endémicos y poder compararse a las democracias de su entorno en términos de libertades públicas y derechos sociales. La joven democracia española tenía la vocación de construir una sociedad más libre, igualitaria, solidaria, participativa y responsable, y esta vocación se manifestó en el texto constitucional, pues los dirigentes republicanos poseían una inquebrantable fe en el Derecho como instrumento y motor de transformación social.

La Constitución de 1931 contenía lo máximo a lo que se podía llegar por la vía del reformismo en la España de la época en términos de políticas sociales y avances democráticos.

Que estas medidas fueron inaceptables para los sectores tradicionales anclados en la defensa de sus privilegios sociales, económicos e ideológicos lo prueba el trágico destino de la Segunda República.

El 28 de junio de 1931 se celebraron las elecciones a Cortes Constituyentes que supusieron una aplastante victoria de los partidos que formaban el Gobierno Provisional.

Las Cortes eligieron a los 21 miembros de la Comisión de Constitución que iban a redactar el proyecto de Constitución que debatiría la Cámara, fue una Comisión heterogénea, en la que se hallaban representados todos los grupos de la Cámara, y estuvo presidida por Luis Jiménez de Asúa, prestigioso catedrático de Derecho penal e ilustre político socialista.

j3

Esta Comisión compuso la ley fundamental para la República española en tan sólo veinte días (se tardó 3 meses y medio en hacer la Constitución alemana de 1919, por poner un ejemplo).

Un mes antes de las elecciones constituyentes, el gobierno había nombrado una comisión jurídica asesora, presidida por el prestigioso jurista y político democristiano, Ángel Ossorio y Gallardo, la cual redactó un anteproyecto que ahorró mucho tiempo en la faena apresurada que tenía la Comisión de Constitución de redactar el proyecto constitucional que debatiría la Cámara.

j4.jpg

La Constitución española de 1931 se enmarca en el llamado “neoconstitucionalismo” surgido en el periodo de entreguerras, que encuentra su expresión más influyente en Weimar, y que empapó los textos constitucionales posteriores a la Segunda Guerra Mundial, consolidándose una nueva cultura constitucional que pone el acento sobre todo en la normatividad de la constitución, norma que vincula jurídicamente tanto a los poderes públicos como a los propios ciudadanos.

El Título preliminar de la Carta Magna establecía importantes principios: El primero es el de la definición de España como una República democrática de trabajadores de toda clase cuyos poderes emanan del pueblo; el art. 2º consagra la igualdad; el 3º, el laicismo estatal; el 4º, el idioma; el 5º, la capitalidad; el 6º y el 7º tienen envergadura internacional; en el 6º se declara el pacifismo de España, y en el 7º, el valor de las normas internacionales.

El Título Primero se denominó “Organización nacional” y en él no se quiso establecer una República Federal pues a juicio de la Comisión tanto el unitarismo como el federalismo estaban en franca crisis teórica y práctica. En su lugar se estableció un Estado integral,  en el que fueran compatibles, junto a la gran España, las regiones, y haciendo posible, en ese sistema integral, que cada una de las regiones recibiera la autonomía que merece por su grado de cultura y de progreso, pudiendo unas optar por quedar unidas y otras tendrían reconocido su derecho a vivir autónomas, si así lo desearan, en función de su mayor o menor grado de autodeterminación.

El Título II trataba de la nacionalidad,  consignando en los artículos de este título quiénes son españoles, cuándo se adquiere y se pierde la nacionalidad.

El Título III contiene la parte dogmática de la Constitución: los derechos y deberes de los españoles. Para los constituyentes era una parte tan importante o más que la parte orgánica, no pretendían unas meras declamaciones de derechos sino verdaderas declaraciones, con garantías seguras a los ciudadanos contra eventuales ataques del Poder ejecutivo.

El Título IV trata de las Cortes. En él se optó por un sistema unicameral, prescindiéndose de una segunda Cámara, el Senado, y recelando de un pernicioso  sistema bicameral que obstaculiza las leyes progresivas y que, a veces, puede ser foco de disputas entre las dos Cámaras lastrando la buena marcha legislativa.

Los títulos V y VI versan sobre el Poder ejecutivo: la Presidencia y el Gobierno. Nos encontramos ante un sistema parlamentario. La regulación constitucional del Presidente de la Republica (Jefe del Estado y personificación de la Nación) está caracterizada por dotar al Presidente de la fuerza necesaria para no quedar en manos del Parlamento, pero sin que tenga el poder suficiente como para sucumbir a la tentación del presidencialismo. Se trató de establecer una síntesis entre el presidente fuerte y el presidente débil, en palabras de Jiménez de Asúa.

El Título VII versa sobre la Justicia. Este Título trató de configurar un Poder Judicial fuerte que sirviera de garantía al Estado de Derecho, rompiendo con el histórico modelo español de una Administración de Justicia sometida al Poder Ejecutivo. El presidente del Tribunal Supremo se elige por una Asamblea en que elementos del Parlamento y elementos de la sabiduría jurista cooperan a esa elección.

El Título VIII trata sobre la Hacienda Pública, cuyos preceptos buscan precisamente la garantía de que no se hiciera lo que se hizo durante la Dictadura anterior: dilapidar los caudales de la nación.

El último Título de esta Constitución, Título IX, trata de las garantías y reformas de la Constitución.  La Constitución republicana fue una de las primeras en confiar su defensa a un órgano creado ad hoc, siguiendo la estela del modelo kelsiano, pero sintetizando el sistema constitucional norteamericano, el de Juicio de Amparo de México y el de Conflictos de Francia. Este órgano, de composición amplia y heterogénea, tenía competencias para conocer de: El recurso de inconstitucionalidad de las leyes, el recurso de amparo de garantías individuales, los conflictos de competencia entre el Estado y las regiones autónomas y los de éstas entre sí…, entre otras competencias.

j5

En cuanto a las garantías de reforma constitucional dan a esta Carta Magna el aspecto de constitución rígida por exigir mayores requisitos para ser reformada que los existentes en las Constituciones llamadas flexibles.

Estamos, en definitiva, ante una Constitución avanzada y netamente democrática, liberal y de gran contenido social, una Constitución que va directa al alma popular.  Y, como expuso Jiménez de Asúa, “es una obra conservadora, conservadora de la República”.

  • Fuentes utilizadas:

Modelos de democracia en España. 1931-1978, de Rafael Escudero Alday.

Discurso de D. Luis Jiménez de Asúa, presentando el Proyecto de Constitución (Diario de Sesiones de las Cortes, 27 de agosto de 1931).

 

  • Autor: Jorge Noguera Vicente
Anuncios

HOMENAJE A LAS BRIGADAS INTERNACIONALES

IMG-20151107-WA0004Un año más, la Asociación de Amigos de las Brigadas Internacionales (AABI) celebró un acto en Honor de los voluntarios que vinieron a luchar contra el fascismo en  España tras el alzamiento militar de Julio de 1936 contra el gobierno legalmente constituido. Y por supuesto, quisimos estar presentes.

En este soleado domingo de primeros de noviembre se cumple el 79º aniversario de la Defensa de Madrid, momento y lugar en que las primeras unidades de los voluntarios internacionales tenían su bautizo de fuego, pagando un alto precio por la decisión que meses atrás les llevó a tomar la decisión de acudir en ayuda del pueblo español. Destacaban en el acto, la presencia e intervención de Patricio Azcárate (Londres, 1920) quien vino como voluntario en Junio de 1938, siendo agregado como intérprete/secretario del Jefe del Estado del Ejército del Ebro; conociendo personalmente a personajes de la talla de Santiago Carrillo, Modesto, Líster, Tagüeña… quien con gran lucidez expuso sobre el papel de las BBII y su importancia durante el conflicto.  Igualmente, por primera vez desde que se realiza este acto anual, hubo presencia oficial del Gobierno del Ayuntamiento de Madrid, siendo una representante de la concejala  Monserrat Galcerán, (la encargada del Distrito de Moncloa) quien leyó unas palabras en reconocimiento a la lucha de los brigadistas.

Por último, destacar la intervención de Luz, una señora de avanzada edad, que contó de forma emotiva la impresión que le causó ver por la calle Toledo en las primeras horas de la lucha, como desfilada un batallón de hombres altos, con barba, chaquetas de cuero y fusiles al hombro que cantaban la internacional marchando al combate, mientras el gentío los aplaudía y lloraba de emoción en los momentos más angustiosos de la capital.

IMG-20151107-WA0003Algunas intervenciones más y el coro de la asociación amenizaron un acto que contó con una buena acogida y que finalizó con una ofrenda florar y un minuto de silencio. Aunque hemos de hacer hincapié en la falta de más juventud, una juventud que no debe dejar caer en el olvido la memoria colectiva no ya de España, si no en éste caso, de los pueblos del mundo. De ahí la importancia de nuestra labor en pos de mantener viva la lucha y la memoria histórica de quienes dieron su vida por la causa de la democracia y la libertad.

Hubo algunas intervenciones más como la de un investigador irlandés que se dedica a recopilar datos sobre brigadistas irlandeses y a levantar monumentos en memoria de esos luchadores en Irlanda, otra de las juventudes del PC y una de el PSOE de Vicálvaro donde la semana que viene quieren aprobar en pleno el dar a una plaza del hombre de Plaza de las BBII. Por otra parte este es un acto más de los muchos que llevan haciendo desde finales de octubre y de los que quedan en noviembre.

 Cristian Triviño 

105º ANIVERSARIO DEL NACIMIENTO DE MIGUEL HERNÁNDEZ.

“Adiós, hermanos, camaradas y amigos. Despedidme del sol y de los trigos”.

mihleyendopoemasHoy 30 de octubre de 2015 se celebra el 105º aniversario del nacimiento del poeta y dramaturgo español Miguel Hernández (Orihuela).

Un personaje que toma parte muy activa durante la guerra civil española y que al terminar esta, intenta huir del país pero es detenido en la frontera con Portugal.

Condenado a muerte junto a muchos otros se le conmuta la pena por una de treinta años en prisión. Nunca llegó a cumplirla, ya que muere en una cárcel de Alicante en 1942 por tuberculosis.

Continuó escribiendo desde la celda. Narran sus poemas los horrores infligidos por la guerra, el dolor y las duras condiciones sociales y políticas.

Miguel Hernández fue uno de los poetas españoles más prometedores de su tiempo. Su poesía reflejó la pena de su país natural durante la Guerra Civil. Una guerra que le arrebató sus sueños y una posguerra que le “asesinó” con sólo 31 años de edad.

Muchos y muchas nacieron como personas libres y murieron encerrados; llevando a sus espaldas las torturas y vejaciones del bando ganador, propias de un régimen totalmente inhumano.

“Si me muero, que me muera
con la cabeza muy alta.
Muerto y veinte veces muerto,
la boca contra la grama,
tendré apretados los dientes
y decidida la barba.

Cantando espero a la muerte,
que hay ruiseñores que cantan
encima de los fusiles
y en medio de las batallas.”

Fragmento de “Vientos del pueblo me llevan”.

Alejandra de la Fuente.

GAVILANES: SEPULTURA PARA TRES, CASTIGO PARA CINCO

HOMENAJE-FUNERAL A LOS ASESINADOS Y REPRESALIADOS DE GAVILANES POR EL FRANQUISMO.

Únicamente han sido encontrados tres de los ocho asesinados en Gavilanes Florentino Martín, Isidro García, Mariano del Monte, Manuel Blázquez y Félix Martín siguen ocultos en la tierra.

La Asociación Foro por la Memoria de Ávila rindió, el pasado Sábado 12 de septiembre, un homenaje a tres vecinos de Gavilanes «represaliados por el Franquismo» y que fueron exhumados en abril de 2012 (Eulogio Jiménez, Juan Gil y Remigio Martín) así como a otros cinco que aún no han sido localizados.

AuGSuJV5Y9lckTWNCWsxwtLplZMgl2UKVVcu1tq277wU

El acto comenzó a las 11 horas con la intervención de Paloma (biznieta de Eulogio) en la plaza del pueblo (plaza del generalísimo Franco).

En ella se concentraron unas 200 personas de diversas edades para despedirse de esos tres asesinados que habían permanecido ocultos como sombras entre los campos de Ávila.

Eulogio, Juan y Remigio eran naturales de Gavilanes. De profesión jornaleros, su delito: pertenecer a la UGT.

Av3c2ycLHJatMt0xGvFbGkNIfEqxRf-SBOV6o2uRacxY

Estos tres ciudadanos fueron sacados de sus hogares el día 12 de Noviembre de 1936, llevados al paraje del Portalón y torturados hasta que los franquistas decidieron que un tiro en la cabeza acabaría con sus vidas.

Fueron sus propios familiares los que tuvieron que cubrir sus inertes cuerpos con tierra y dejarlos en el mismo lugar donde poco tiempo antes habían sido asesinados.

AqH2O5bHjjCzKU8YcB_xepTAXXVG2A90G5iwRygRdKxe

A su paso dejaron tres viudas y siete pequeños huérfanos de padre. Que tendrían (como muchos otros) que llevar una pesada carga.

En el acto intervinieron varios familiares de las víctimas, algunos con poesías, historias, recuerdos… pero fue Nieves (nieta de Remigio) la que contó, con lágrimas en los ojos, el trabajo que había costado recuperarles.

“Al ver aparecer los huesos sientes una mezcla de tristeza y alegría (…) y es que abrir una fosa es abrir la historia”.AnAxoJ2o9vqOCbTTmLPk6KzaelAxBKG6YKEaUF7rNl1j

Añadió que el tiempo no todo lo cura, porque no les fue suficiente sólo con matarlos sino que además decidieron eliminar su identidad.

“Los jóvenes tienen que saber lo que ocurrió, porque cientos como ellos han sido aplastados por la historia.”

Entre intervención e intervención el ‘trío Haydn’ tocaba una pequeña pieza musical en directo. La vida es bella, el himno de Riego, la lista de Schindler y muchas otras sonaron en la plaza de Gavilanes.

Agu2Bz7wnnwXHM-m-wBcj6MG0pw5y-h0xfztgM_7eGme

Entre las personas que intervinieron en el acto estaba Bruno Coca (presidente del Foro por la Memoria de Ávila) “Dicen que no hay que remover el pasado, pero las heridas no están curadas (…) Nosotros somos la voz recuperada, la voz que les arrebataron hace 79 años”.

Además pidió “verdad, justicia y reparación” para las víctimas del franquismo ya que en este país tiene que haber derecho a la memoria pero también deber a la misma.

El acto en la plaza finalizó a las 12:45 con ‘La internacional’ y desde allí salió el cortejo fúnebre hacia el cementerio, donde nos esperaba una la placa “en memoria de los vecinos de Gavilanes”.

AihCWLIZu-5DweYJghYXi7p6upTI1t5JlkIs_Kl1NtuX

Cuando la placa fue descubierta cada familiar leyó una frase: “Para que se conozca lo que ocurrió”, “Para que las víctimas sean homenajeadas como se merecen” y se recitó la poesía de Miguel Hernández ‘Sentado sobre los muertos’:

AoZ9YUIIPKxrvuMapfsqLQy5Adh7kakpUn8R_HeXmO0A

Sentado sobre los muertos
que se han callado en dos meses,
beso zapatos vacíos
y empuño rabiosamente
la mano del corazón
y el alma que lo sostiene.

Que mi voz suba a los montes
y baje a la tierra y truene,
eso pide mi garganta
desde ahora y desde siempre.

Acércate a mi clamor,
pueblo de mi misma leche,
árbol que con tus raíces
encarcelado me tienes,
que aquí estoy yo para amarte
y estoy para defenderte
con la sangre y con la boca
como dos fusiles fieles.

Si yo salí de la tierra,
si yo he nacido de un vientre
desdichado y con pobreza,
no fue sino para hacerme
ruiseñor de las desdichas,
eco de la mala suerte,
y cantar y repetir
a quien escucharme debe
cuanto a penas, cuanto a pobres,
cuanto a tierra se refiere.

Ayer amaneció el pueblo
desnudo y sin qué comer,
y el día de hoy amanece
justamente aborrascado
y sangriento justamente.
En su mano los fusiles
leones quieren volverse:
para acabar con las fieras
que lo han sido tantas veces.

Aunque le faltan las armas,
pueblo de cien mil poderes,
no desfallezcan tus huesos,
castiga a quien te malhiere
mientras que te queden puños,
uñas, saliva, y te queden
corazón, entrañas, tripas,
cosas de varón y dientes.
Bravo como el viento bravo,
leve como el aire leve,
asesina al que asesina,
aborrece al que aborrece
la paz de tu corazón
y el vientre de tus mujeres.
No te hieran por la espalda,
vive cara a cara y muere
con el pecho ante las balas,
ancho como las paredes.

Canto con la voz de luto,
pueblo de mí, por tus héroes:
tus ansias como las mías,
tus desventuras que tienen
del mismo metal el llanto,
las penas del mismo temple,
y de la misma madera
tu pensamiento y mi frente,
tu corazón y mi sangre,
tu dolor y mis laureles.
Antemuro de la nada
esta vida me parece.

Aquí estoy para vivir
mientras el alma me suene,
y aquí estoy para morir,
cuando la hora me llegue,
en los veneros del pueblo
desde ahora y desde siempre.
Varios tragos es la vida
y un solo trago es la muerte.

Aj3qmBT0dMKEv_lTh9DmpoE_iKBrp0lxtsf4aVoDz-mR

El acto finalizó con un oficio religioso a manos de Javier Baeza. Dejando por fin a Juan, Eulogio y Remigio, 79 años después, descansar en paz.

Av93iO7UBNDtlDHoABIc8UEUiakXI1vspG-uoHzPts-3AhYXvMJEiU3hUemNPnDCGd7TJhkAorQ_iVu2WZYV2npM

JÓVENES POR LA MEMORIA HISTÓRICA

@JovenesMemoria

Alejandra de la Fuente